Bacteriología

 

Diagnóstica

Elaborado por: Olvera Martínez María Damayanti y Rangel García Brian

Volumen 1, Número 1, Septiembre, 2016

Imágen suminstrada por: fineartamerica.com

Urocultivo

Para evaluar la presencia de bacterias Gram negativas en la orina se considera que las bacterias provenientes de la vejiga o de las porciones superiores aparato urinaria alcanzan una población superior a 100, 000 UFC/mL, cuentas menores a esta cifra podrían

 

Introducción

Un Urocultivo consiste en realizar un cultivo de orina con la finalidad de identificar el germen causal de una

infección de las vías urinarias (IVU) conocida como bacteriuria. Estas ocurren con mayor frecuencia en las

mujeres por razones anatómicas como son la cercanía de la uretra con la vagina y el ano, así como el hecho

de que al ser la uretra femenina más corta resulta más fácil que las bacterias accedan por esta vía al

sistema urinario. El urocultivo debe ser solicitado ante la sospecha de una infección urinaria, tanto baja

como ocurre en el caso de las uretritis y cistitis, como alta ante la sospecha de una pielonefritis,

algunos de los síntomas que se presentan son: ardor al orinar (disuria), formación excesiva de orina

(poliuiria), dolor púbico y de espalda, orina turbia, fiebre y náuseas. (Wein, 2007)

Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. Las IVU son causadas generalmente el 80% por Escherichia coli. (Prieto, 2006) 

Las bacterias que se aislan de la orina son Escherichia coli, Klebsiella spp, Proteus sppStaphylococcus saprophyticus, Enterococcus faecalis, entre otros.

Ocasionalmente se puede encontrar Candida albicans, Neisseria gonorrhoeae y Haemophis influenzae. En ocasiones se ha llegado ha encontrar a Staphyloccocus aureus y a Gardnerella vaginalis. La presencia de Lactobacillus y Corynebacterium se consideran como microbiota contaminante de uretra, vagina y heces. (Bacteriología Médica, 2007)

En pacientes pediátricos hospitalizados que desarrollan infección intrahospitalaria se aislan micrrorganismos como: Escherichia coli, Klebsiella spp, Enterobacter spp, Pseudomonas spp y Enterococcus spp. En cambio, en adultos hospitalizados se aislan: Escherichia coli, Staphylococcus epidermis, Klebsiella sp, Enterobacter sp y Pseudomonas aeruginosa, asi como Candida tropicalis y albicans.

Para realizar un urocultivo es necesario el uso de diferentes medios de cultivo que permitan el crecimiento de los microorganismos posibles, como lo es el Agar sangre, el cual es útil tanto para el aislamiento y cultivo de microorganismos aerobios y anaerobios nutricionalmente exigentes a partir de una gran variedad de muestras, como para la observación de reacciones de hemólisis y el Agar CLED se utiliza para la diferenciación de bacterias fermentadoras de la lactosa o las no fermentadoras, este medio de cultivo tiene un indicador de pH que es Azul de Bromotimol, si el microorganismo fermenta la lactosa el pH del medio disminuye y el indicador vira a amarillo. Es comúnmente utilizado para el crecimiento de enterobacterias y bacilos Gram – presentes en las orinas patológicas. (Strasinger, 2008) 

 

 

 

 

 

Conclusiones

No hubo crecimiento bacteriano debido a que la persona se encontraba sana y no padecía de ninguna infección

corresponder a infecciones en las vías superiore en pacientes que han recibido antimicrobianos, o en aquellos en donde la orina está muy diluida por terapia hidratante. En cambio, las bacterias que son arrastradas durante la micción se consideran contaminantes obteniendo cuentas menores a 10, 000 UFC/mL.

El desarrollo de hongos o bacterias con requerimientos nutricionales especiales con cuentas entre 1,000 y 100,000 UFC/mL dan el diagnóstico de IVU. (Kass, 1957 y Sanford (1956)

Bibliografía

- Wein, Alan J. Urología. 9a. Edición. Editorial Médica Panamericana. España, 2007.

- Strasinger, Susan. Analisis de orina y de los líquidos corporales. 5a Edición. Editorial Médica Panamericana. España, 2008.

- Prieto, J.M. La Clínica y el Laboratorio. 20a. Edición. Editorial Elsevier. Barcelona, 2006.

Conclusiones

 

La muestra no presentó crecimiento bacteriano debido a que el paciente al que se le solicitó la muestra no padecía ninguna infección.

Metodología

 

Obtención de la muestra:

 1. Lavar los genitales usando solo agua y jabón

2. Comenzar a orinar descartando la primera parte y recoger el chorro medio en un vaso esteril y hermético.

3. Etiquetar la muestra correctamente con los datos del paciente

 

 

Urocultivo:

1. Tomar con una asa calibrada de 0.01 la muestra de orina.

2. Realizar un sembrado masivo en los medios de cultivo Agar Sangre y CLED

3. Incubar a 37°C durante 24 horas

Resultados

 

* No hubo crecimiento bacteriano *

Objetivo

Determinar los diferentes tipos microorganismos presentes en la muestra de orina mediante un urocultivo para el diagnostico de una posible infección urinaria