En este artículo pensamos evidenciar la necesidad de todo docente que imparte contenidos a través de una lengua extranjera de poseer ciertos conocimientos lingüísticos y de dominar una metodología clara para la enseñanza de los contenidos en lengua extranjera; y de este modo, poder apoyar, asistir y guiar a los estudiantes en el proceso de aprendizaje de una forma eficiente.