Método Científico General

Dado que los cánones impuestos por la ciencia -fundamentalmente la física y la biologíarequerían la formulación de leyes generales, la antropología se propuso contribuir a la reconstrucción de la historia de la humanidad y a revelar su sentido. La naciente disciplina vino a montarse sobre siglos de colecciones y recopilaciones de creencias, mitos, ceremonias religiosas, narraciones, artefactos, objetos rituales, códices y vocabularios: era la herencia que la sociedad industrial europea recibía de los sucesivos contactos con otros pueblos, desde los griegos y los romanos hasta los colonizados en la expansión imperial.

 

La intelectualidad de entonces se componía de sabios multifacéticos que adoptaban para
el estudio de las sociedades humanas el modelo explicativo evolucionista, dominante en
la ciencia. Trataban así de esclarecer la historia de las sociedades, analizando materiales
diversos: reflexiones filosóficas, teológicas y pragmáticas; luego intentaban poner
orden, clasificando y disponiendo el material en secuencias históricas hipotéticas, sobre
la base de una concepción de evolución por estadios generalizables a toda la especie
humana.

 

Las bases del trabajo de campo intensivo y moderno, propio de la disciplina científica
antropológica, estaban echadas. Se había institucionalizado la expedición y la presencia
directa de los expertos en el terreno, desde entonces un requisito sine qua non de la
antropología británica. Se requería que esa presencia tuviera cierta (larga) duración, que
cubriera totalidades sociales y que el conocimiento fuera de primera mano (Urry, 1984).
Tal fue el modelo que siguieron en  la primera mitad del siglo XX Bronislaw
Malinowski, Edward Evan Evans Pritchard, Raymond Firth, Daryll Forde, Max
Gluckman, entre muchos otros.

Trabajo de Campo - Rosana Guber

La antropología social adoptó entonces el cometido científico de describir y explicar estas sociedades a la luz de los preceptos dominantes en las ciencias sociales de la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX. Lo social debía estudiarse a través de un contacto directo, no mediado, con el mundo empírico. Ello no significaba el ateoricismo, pero lo que los investigadores de entonces debían lograr era definir una epistemología donde tuviera lugar el mundo lejano, inclasificable, de los pueblos más diversos. Ese lugar no se supeditaba, como hasta entonces, a lo exótico y magnífico, a lo monstruoso e inmoral. A partir de su incorporación como objeto de estudio científicosocial, se planteó como meta primordial desarrollar un conocimiento objetivo de estos pueblos, y ese conocimiento no podría hacerse sólo desde las categorías occidentales; habría que incorporar las locales. Para ello, el científico debía presentarse no como otro funcionario, ni como un hombre blanco y europeo convencional.

 

 ¿Qué se considera como Campo?

 

El campo de una investigación es su referente empírico,1 la porción de lo real que se
desea conocer, el mundo natural y social en el cual se desenvuelven los grupos humanos
que lo construyen. Se compone, en principio, de todo aquello con lo que se relaciona el
investigador, [83] pues el campo es una cierta conjunción entre un ámbito físico, actores
y actividades. Es un recorte de lo real que "queda circunscrito por el horizonte de las
interacciones cotidianas, personales y posibles entre el investigador y los informantes"
(Rockwell, 1986:17). Pero este recorte no está dado, sino que es construido activamente
en la relación entre el investigador y los informantes. El campo no es un espacio
geográfico, un recinto que se autodefine desde sus límites naturales (mar, selva, calles,
muros), sino una decisión del investigador que abarca ámbitos y actores; es continente
de la materia prima, la información que el investigador transforma en material utilizable
para la investigación.

 

 

 

Trabajo de Campo - Rosana Guber

Tal como lo definimos, lo real se compone de fenómenos observables y de la significación que los actores le asignan a su entorno y a la trama de acciones que los involucra; en él se integran prácticas y nociones, conductas y representaciones. El investigador accede, pues, a dos dominios diferenciales, aunque indisolublemente unidos: uno es el de las acciones y las prácticas; otro, el de las nociones y representaciones. Distintos medios técnicos permiten su conocimiento, pero ambos componen por igual el mundo singular sobre el cual trabaja el investigador (Holy y Stuchlik, 1983:109). Lo real comprende hechos pasados y presentes, a los que pueden referirse representaciones y nociones. Por ejemplo, no sólo comprende la facticidad del movimiento hippie, sino también las ideas que se expresan al comparar a los jóvenes de antes con los de ahora; no sólo el crecimiento del producto bruto interno y la movilidad social ascendente de los años cincuenta en la Argentina, sino también la noción de que, a diferencia de la situación actual, "en aquella época el dinero valía". Si bien los medios
para abordar hechos del pasado son distintos de los necesarios para encarar los del presente, la diferencia entre una investigación referida al pasado y otra referida al futuro remite exclusivamente a una cuestión de énfasis. Y ello puesto que el pasado siempre es leído desde el presente y este último reconoce su origen genealógico en el pasado.

 

 

Actividad: ¿Cómo definirían, caracterizarían, etc, a su campo de investigación/acción?